QUISOCJO

Loading...

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Desahucios obsesivos, uno de los motivos de la huelga general del 14-M (17-11-2012)



La huelga general que hemos pasado, uno de los motivos sería los desahucios. Muchos más motivos hay por lo que muchos, yo incluido, hemos decidido hacer la huelga. Pero hablaré de los desahucios. Los suicidios provocados por la horrible crisis que vemos en Grecia ya parece que van a ser algo normal en el Estado español. Pero como siempre, sólo de esta manera la gente puede darse cuenta de la tragedia que desde hace meses o años hay para muchas familias, los desahucios uno tras otro, que ciertos medios de comunicación han querido justificar como si los desahuciados fuesen gente degenerada a la que un desahucio es como un bien hecho a la Humanidad. Y los políticos que apoyan los desahucios, temerosos de perder votos en próximas elecciones, ahora dicen que hay que suavizar o suspender esos desahucios.

Claro que sólo se olvidan de esos votos electorales si los desahuciados fueran parientes próximos, que como si fuera una película de Frank Capra, entonces se lanzan a parar esos desahucios poniéndose ellos mismos como escudos humanos. Pero se ha visto también la peculiar manera de arreglar esto que tienen algunos, como el Arzobispo de Madrid, que cree que con rezar ya está arreglado todo, que con eso les volverá la alegría de vivir, aunque se queden en la calle como un personaje de Dickens. No es suficiente, señor Arzobispo. Se piensa que, como dice Woody Allen, es morir primero y pagar después. Eso queda mejor para cuando vayamos a morir y tengamos la esperanza de que lo que haya después, si es que hay algo, será mejor que lo que hemos visto en vida.

Además, la gente ya no cree en los cuentos de hadas, sólo los niños, igual que creen en los Reyes Magos hasta que sus padres les confiesan que los regalos los traen ellos, y los Reyes estos no existen, o que los de las cabalgatas o los de los grandes almacenes son gente normal disfrazada. Recordemos a Homer Simpson disfrazado de Santa Claus y a su hijo Bart, tratando el primero de convencer al segundo de que sustituye temporalmente al equivalente americano del francés Papá Noël por que no había podido venir personalmente. Los Bancos tienen mucha culpa de estos desahucios, por mucho de que busquen otros culpables o denuncien presuntas campañas de persecución y de difamación contra ellos, ellos y los políticos que los amparan, que los defienden, que si pudieran los subirían a los altares como a los mártires cristianos que morían devorados por los leones del circo romano o por las espadas de los gladiadores, ellos tienen la culpa de toda esta miseria colectiva y esta desgracia de los inquilinos que pierden su casa.



No hay comentarios:

Publicar un comentario