QUISOCJO

Loading...

domingo, 10 de noviembre de 2013

DOS MANIFESTACIONES, DOS VISIONES, DOS NÚMEROS DE ASISTENTES (13-10-2013)



Ya hemos tenido la manifestación del 12-O en Barcelona, la que algunos han querido vender como la contra-manifestación a la gran manifestación de la Diada Nacional de Catalunya, o como dicen algunos políticos, la "manifestación de la Mayoría Silenciosa". Opiniones y gráficos para todos los gustos he visto durante todo el día. Y creo que la manifestación del Once de Septiembre, la Vía Catalana, fue única, y ésta del 12 de Octubre, modestamente hablando, fue una pobre imitación. ¿Por que? Primero, por una cuestión estética: cuando la Diada, veíamos en los cientos de tramos repartidos por toda Catalunya a gente de todo tipo, niños, jóvenes y viejos, gente tradicional o más moderna, gente de cultura alta o más bien baja o modesta. Gente, digamos, como cualquiera de nosotros, como los vecinos que nos encontramos en nuestro barrio o edificio, aunque tengan opiniones o gustos diferentes a los nuestros. De esto, poco se ha visto en la manifestación del 12 -O, con abundancia de personajes que parecían más bien salidos de una película de Quentin Tarantino o de Takeshi Kitano. También había gente como nosotros, quiero decir en el aspecto, pero no era ni mucho menos lo mismo que el Once de Septiembre. En la Vía Catalana no se deseaba ningún mal para nadie, sólo pedir pacíficamente una nueva vida para Catalunya. Pues los del 12-O les han metido un grupo de extremistas que sólo entienden la violencia como medio para alcanzar sus objetivos. Una violencia que se ve en cómo algunos han gestionado el asunto de Gibraltar, incluso dentro de la lamentable función escolar que proponía como única solución para esto fusilar a todos los gibraltareños. Esto sólo me recordó la horrible limpieza étnica que los serbios hicieron con los bosnios. Y en esta función escolar, los gibraltareños eran los bosnios. No, señores , su manera de vender aquello que desean vender es del todo anticuada, "démodé". Y otra cosa es el número de asistentes a cada una de las manifestaciones: quitaban casi un millón de personas en la Vía Catalana y metían muchas en el 12 -O. O han metido por medio la "mayoria silenciosa" de la que tanto hablaron entonces, ya saben, lo de la gente que se quedó en casa, o la han sacado de su casa cuando era necesario. Cada uno tiene derecho a manifestarse y decir lo que quieran, claro, pero la clásica obsesión de los políticos de tener sólo ellos la razón siempre les acaba traicionando.


No hay comentarios:

Publicar un comentario