QUISOCJO

Loading...

sábado, 8 de noviembre de 2014

GANÓ EL PRIX GONCOURT UNA NOVELA SOBRE LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA



Una escritora desconocida en nuestro país, pero que es una de las miles de personas nacidas en otro país cuyos padres o abuelos nacieron aquí. Lydie Salvayre (apellido auténtico, Arjona) es hija de republicanos exiliados, él andaluz y ella catalana, nacida en el Sur de Francia en 1948. Ha publicado veinte libros que han sido traducidos a veinte lenguas. Ha ganado el muy prestigioso Premio Goncourt, el más importante premio literario francés, con una novela que tiene un cierto tono autobiográfico, titulada “Pas pleurer” (No llorar), donde una anciana de 90 años llamada Montse cuenta a la narradora de la novela su vida, centrándose en la vida de la entonces quinceañera Montse que vivía en Barcelona cuando estalló la Guerra Civil. Una Barcelona que vivía una revolución anarquista que lo invadía todo, y ella se enamoró de un francés que le cambiaría la vida. No cuento más, mejor leer la novela cuando llegue.
Montse es precisamente el nombre de la madre de Lydie, que también hace que salga en su novela el escritor Georges Bernanos, monárquico convencido, católico y muy conservador (era amigo de un ultraderechista francés de la época) hasta que fue testigo de la brutal represión del Ejército franquista en Mallorca, ya que él residía allí desde 1934. Al principio simpatizaba con los sublevados, pero al ver cómo trataban a la población local que no fuera de sus ideas, Bernanos sufrió un shock en sus ideas tanto políticas como religiosas, al menos como las entendía hasta entonces.
Bernanos contó sus experiencias de aquellos terribles días en “Les grands cimetières sous la Lune” (Los grandes cementerios bajo la Luna), denunciando no sólo el trato infame de los franquistas a la gente que fusiló sino la condescendencia del clero local, algo que enfureció a alguien tan creyente como Bernanos. Tuvo al poco tiempo que abandonar Mallorca y volver a Francia, ya que Franco puso precio a su cabeza. Tampoco gustó su libro a la derecha de su país, sobre todo a Action Française, Movimiento con el cual ya había roto cualquier relación en 1932.
Muchos más detalles interesantes cuenta Lydie Salvayre en su novela, que aparecerá en nuestro país, en ediciones en castellano o en catalán, publicada por Anagrama, el otoño de 2015. Otras novelas de ella, que empezó a publicar a partir de finales de la década de 1970, podemos destacar “La déclaration” en 1990, “La compagnie des spectres” (La compañía de los espectros) en 1997 (su primer libro que recibe un premio importante, el Prix Novembre), “Les belles âmes” (Las bellas almas) de 2000 ó “7 Femmes” (7 Mujeres) de 2013, donde hablaba de siete mujeres escritoras importantes en la Literatura mundial, desde Emily Brontë a Sylvia Plath, pasando por Colette. Algunas de sus novelas fueron adaptadas para el teatro, como algunas de las citadas anteriormente.
Su infancia fue en una zona de refugiados españoles cercana a Toulouse, donde su lengua materna todavía no era el francés, aunque cuando se interesó por la Literatura empezó a serlo. Se licenció en Letras Modernas en la Universidad de aquella ciudad del Sur de Francia, antes de entrar en 1969 en la Facultad de Medicina y se especializó en Psiquiatría, trabajando varios años en la clínica Bouc-Bel-Air de Marsella. Cuando ella cumple 30 años es cuando empieza a publicar en una revista literaria de Aix-En-Provence y de Marsella.
Ella es muy respetada en Francia, igual que lo fue Jorge Semprún y el padre de Manuel Valls, que era pintor. Allá se mima a la gente de la Cultura.



No hay comentarios:

Publicar un comentario